domingo, 1 de febrero de 2015

INICIO. FEBRERO 2015. Siendo una adolescente, Paola sueña con el amor y junto con sus padres llega a vivir a un nuevo barrio, donde conoce a Martín, unl es amante del fútbol que sueña que un día jugará profesionalmente. En ello lo apoya Eloy, su padre, pero no su madre, Leticia, la cuál cree que su hijo solo pierde el tiempo y se conforma con haber terminado la prepa. Los chicos hacen amistad y en poco tiempo se enamoran, decidiendo comenzar un romance al que se opone Virgilio, padre de la muchacha, pues no acepta que su hija tenga por novio al hijo de un carnicero y no a alguien decente que le ofrezca todo cuanto una chica de su edad sueña, culpando a su esposa, Elena, de haber renunciado a una vida llena de lujos para no vivir haciendo sacrificios para sobrevivir. Elena considera que dentro de sus posibilidades viven bien pero Eloy no se conforma y confiesa a la mujer que si se casó con ella fue precisamente para asegurar su futuro. Mientras ellos discuten, Paola y Martín se confiesan cuanto se quieren y la preocupación de ella por sus exámenes universitarios pues irá a una universidad popular para no hacer que su padre gaste más dinero. Martín asegura ser malo para los estudios, pero estar dispuesto a trabajar fuerte para ofrecerle a ella lo mejor, llegando el momento de casarse. Se dan un fuerte beso de amor prometiendo que siempre se amarán.

Eloy recrimina a Patricia el ser tan dura con Martín cuando el muchacho trabaja fuertemente en la carnicería y se dedica a entrenar lleno de sueños. Leticia considera que el futbol son tonterías que no llevan a ningun hombre a nada bueno y asegura que Martín jamás será nadie en la vida, si no un fracasado, al igual que su padre y que Paola le hará mucho mal por ser una alsada y creida como Virgilio y Elena, a los que Patricia les tiene mala voluntad. Esta discusión la escucha Alan, el hermano menor de Martín. Un chico de trece años que sufre por las diferencias de sus padres y cuenta a su hermano que éstos han peleado nuevamente debido a él. Martín le promete a su hermano que un día será jugador profesional y le demostrará a Patricia que no estaba equivocado.

Virgilio y Elena deben viajar pues el hombre desea visitar el cementerio en que reposan sus padres. Debido a que tiene que presentar el examen de ingreso a la universidad, Paola se queda en casa no sin antes advertirle su padre que, si se entera que ha estado a solas con Martín, lo lamentará. El matrimonio viaja y al discutir en la carretera sufren un accidente, llenando a Paola de dolor pues se ha quedado sin nadie. Se refigia en Martín, quien se vuelve su apoyo desde ese momento. Al funeral llega doña Mónica Soberanes, una mujer imponente, elegante y multimillonaria que sorprende a los presentes y sobre todo a Paola, a quien revela ser su abuela, la madre de Elena. Ambas se abrazan y Mónica asegura que la muchacha ha quedado bajo su tutela por ser menor de edad, aunque falte un año para que Paola cumpla los 18. La mujer le dice que ahora vivirá con ella, en su mansión, a donde tras el entierro de Virginio y Elena la lleva a vivir y le da la noticia de que asistirá a una de las mejors universidades privadas del país y la convertirá en todo lo que siempre debió ser. La muchacha se siente confundia ante su nueva vida y sufre por la muerte de sus padres al igual que Mónica la de su hija, con la que se siente en deuda pues le retiró su apoyo cuando ésta se empeñó en casarse con el ambicioso Virgilio.

Martín sufre por la partida de Paola y Leticia, ambiciosa, le dice que ahora que se sabe que en realidad la muchacha es rica, él puede sacar provecho de ello. Martín reclama a su madre el no darse cuenta del sufrimiento ajeno y solo pensar en dinero y posición. El muchacho sale de casa y en la carnicería escucha a su padre, el cuál le dice que Mónica es una de las mujeres más ricas e influyentes del país y quizás no acepte que su nieta sea la novia del hijo de un carnicero. Martín busca a Paola en su nuevo hogar. Mónica los espía y asegura a Leopoldina, su ama de llaves, que no permitirá que su nieta tenga amoríos con muerto de hambre y se condene a llevar la misma vida que Elena. La dura abuela hace una llamada al extranjero y después, feliz, informa a su nieta que viajarán para despejarse de la tragedia que las ha llenado de vergüenza. Paola intenta despedirse de Martín pero Mónica se las ingenia para impedirlo a toda costa, ayudada por Leopoldina. Cuando viajan al extranjero, lleva a Paola a un viejo internado para señoritas, en Inglaterra, donde se despide de ella y le dice que ese es el lugar donde pasará un año y terminará sus estudios de preparatoria. La muchacha suplica a su abuela que no la deje allí pero Mónica, severa, regresa al país sin ella y cuando Martín busca a su amada lo recibe para darle la noticia de que su nieta ha decidido olvidarse de él y radicar en el extranjero mientras ella, como su tutora, le busca un buen partido para casarse. Martín sufre pues no hay medio por el cual saber de Paola y descarga su furia jugando furbol hasta que en un partido dominical con sus amigos es descubierto por el entrenador Santos Mantilla, quien lo invita a formar parte de un club de segunda división, donde el muchacho asombra a muchos que aseguran que será una futura estrella ya que gracias a él se ganan importantes partidos, llenándose de glorias y prometiendo a su familia que pronto llegará su gran oportunidad, mientras que en Inglaterra Paola no deja de pensar en él y sueña con el día en que terminen sus estudios para regresar a Méico y verlo otra vez.

Al paso de unos meses, Martín recibe una gran noticia cuando Santos le informan que quieren comprarlo para jugar en la primera división. Ambos celebran con la familia del muchacho, quien promete a su madre que sus vidas cambiarán de ahora en adelante. Leticia, orgullosa, insiste en despreciarlo. A pesar de todo el muchacho celebra con Eloy y Andrés por su triunfo y comienza a llenarse de glorias en el equipo para el que juega. Así pasan cuatro años, en los que el muchacho cocecha éxitos, ayuda a su familia mudandolos a un mejor barrio donde pone a su padre una estupenda salchichonería y a Leticia la llena de lujos, comprandole un gran auto, mientras que Paola continúa con sus estudios en el extranjero, recibiendo esporádicamente visitas de su abuela, quien le dice no saber nada de Martín. La muchacha se desahoga con su amiga Renata, ante la cuál lamenta que Martín la haya olvidado y no hubiera preguntado a Mónica su paradero. Renata le dice que ella volverá a México, donde terminará sus estudios universitarios. Aconseja a su amiga que haga lo mismo por lo que Paola da a su abuela la sorpresa cuando se presenta en su mansión y le dice que se ha dado de baja en la universidad extranjera para cursar su último año en el país. Mónica enfurece pero finge ante su nieta. Más tarde se desahoga con Leopoldina, a la que ordena que se encargue de que si nieta no mire los diarios ni la televisión pues no quiere que se entere que el muerto de hambre del que la alejó ahora goza de fama y fortuna.

Martín se besa con su novia, Constanza, una sensual y ambiciosa modelo deseosa de sacar provecho de él, al que pide que se casen pronto pues ella es unos años mayor y solo desea hacerlo feliz. Lo seduce, hacen el amor y él le promete que se casarán cuando él decida retirarse del fútbol, pues están a punto de contratarlo en el extranjero. Constanza confiesa a su gran amiga, Vanessa, que explotará al futbolista hasta donde pueda mas nunca se casará con él ya que desprecia a la familia de éste por considerarlos unos nacos.

Entre chiflidos, porras y gritos, el equipo de los cachorros lucha por ganar un partido a sus adversarios, lo cuales en el último momento les meten gol, causando el enojo de Emiliano, el cuál reclama al árbitro y después, en los baños, culpa a Matías, su portero, de no ser competente. Ambos pelean y Santos, su entrenador, aparece para que limen asperezas, asegurando que el fútbol debe unirlos y no separarlos. Al salir de los baños y campo perteneciente a la universidad, Emiliano se topa con Herson, capitán del equipo contrario, el cuál solamente se burla de él. Ambos se van a los golpes y de nueva cuenta son separados por Santos, quien jura a Emiliano que, si no controla su ira, nunca llegará a la primera división. Emiliano asegura sentir rabia hacia Bruno pues este le bajo a Dafne, su chava, quien a su vez pide a Herson el no provocar a su ex. El celoso Bruno hace una escena a Dafne, a la que acusa de seguir amando a Emiliano. Los novios discuten y Herson empuja a su novia, dejandola sola para encontrarse con sus amigos. A la muchacha se acercan Paola y Renata, quienes han acudido a la universidad. Se presentan con ella como alumnas de nuevo ingreso. Dafne les ofrece su amistad y asegura estar bien pero a la vez cansada de la actitud prepotente de su celoso novio.

En una lujosa residencia, la enferma Isabel Lascuráin es cuidada por su verversa hermana, Fernanda, quien solo desea que ésta muera para ocupar su lugar. Finge dolor ante su cuñado, Rafael, quien la consuela. Fernanda está a punto de besarlo pero interrumpe Renata, quien consuela a su padre y más tarde confiesa a su tía estar segura de que desea seducir al hombre. Fernanda asegura a su sobrina que Rafael necesita de una mujer que le de apoyo y no de una moribunda que lo único que hace es hacerlo sufrir.

Mónica presenta a Paola con Bruno Balcázar, un viejo amigo de la familia con el que la mujer ha hecho tratos para que enamore a su nieta y se casen pues lo considera el mejor partido. Ante la belleza de Paola, Bruno queda encantado. La invita a salir y le asegura estar interesado en ella aunque recién la acaba de conocer. Paola no se da cuenta de que en el mismo lugar se encuentran Martín y Alan, quien la ve y cree reconocerla. Cuando se lo dice a Martín, ni Paola ni Bruno están. El furbolista busca por todos los alrededores sin encontrarla y cree que quizás su hermano la confundió, seguro de que de cualquier manera Paola se olvidó de él. No sospecha que la muchacha, junto con Renata, acude al viejo barrio en que viviían y a la carnicería, descubriendo que los Coronado se han mudado y nadie sabe a donde, pero una vecina le hace saber a Paola que Martín ya es alguien importante. Paola confiesa a Renata que a pesar de que han pasado cuantro años no ha podido olvidarse de su primer gran amor.

Alejandra, un amujer vanidosa, recuerda sus días de actríz y el engaño del verdadero padre de su hijo, Emiliano, quien siempre ha creído a Octavio, esposo de la mujer, su progenitor. Alejandra toma un café con Fernanda, quien solo se queja de la enfermedad de Isabel y del regreso de su sobrina Renata, a la que detesta.

Herson no deja de molestar a Emiliano, provocándolo. Ambos pelean a golpes e interceden los amigos del primero, por lo que Matían intercede para defender a su amigo. Ambos reciben tremenda golpiza y Emiliano pormete a Herson que la proxima vez lo destruirá en el campo.

Octavio Balcázar hace negocios con Dámaso Artigas, su socio, quien desea llevarlo a la ruina.Dámaso recuerda a su amigo el compromiso que hicieron de casar a sus hijos, Bruno y Sofía, hermana de Dafne, a la que asegura amar a su prometido desde que era una niña. Dafne le pregunta qué haría si al final el hombre no aceptara casarse con ella y Sofía jura que jamás permitirá que el hombre que ama esté con otra mujer. No sospechan que él ha llevado a casa a Paola, a quien Alejandra se alegra de conocer y le muestra fotos de su juventud, cuando ella y Elena fueron amigas, pues se conocieron y ambas soñaban con ser actrices. Paola agradece a la mujer que le haga saber que su madre era feliz, pues siempre parecía estar triste. Después Alejandra habla con su hijastro, Bruno, al que pregunta si Sofía sabe de que ha decidido romper toda relación con ella. El muchacho confiesa no saber como decirselo pues la muchacha es aprehensiva. Paulina asegura que a ella le agrada Paola, la cuál es de buena familia, educada y, sobre todo, hija de una vieja amiga.

Leticia discute con Alan, el cual nunca hace caso a sus ordenes e idolatra a su hermano Martín, quien lo defiende y pide a su madre que no haga con su hermano lo que hizo con él. Leticia, imprudente, asegura que Alan sí fue deseado y planeado a diferencia de Martín, por el cuál se vio obligada a casarse con un vulgar carnicero como Eloy. Martín sale molesto de casa y se refugia en Constanza, quien le aconseja que se independice y se olvide por completo de su familia. El muchacho recuerda que Alan le dijo haber visto a Paola. Acude a la casa de ésta y habla con Leopoldina, quien le jura que la muchacha se encuentra en el extranjero y comprometida con un hombre de su posición.

Alejandra, nerviosa, confiesa a Fernanda temer a que un día Octavio se entere de la verdad y la desprecie por haberle hecho creer que Emiliano es su hijo.

Dámaso promete a Sofía que Bruno se casará con ella y que, cuando eso suceda, tendrán a la familia Balcázar en sus manos. Dafne los escucha y no está de acuerdo en que su padre y hermana solo quieran aprovecharse de Bruno, quien da por terminado su noviazgo con Sofía seguro de que Paola es quien él desea tomar por esposa en un futuro. Sofía llora, hace un berrinche y le jura que no se librará de ella. Informa de todo a Dámaso, quien reclama a Octavio la decisión de su hijo mayor. Bruno deja claro que no ama a Sofía y que hace tiempo que deseaba romper su relación con ella, detenido precisamente por no provocar lo que se ha desatado. Dámaso amenaza al muchacho, quien le deja claro no temerle ni estar dispuesto a continuar con una farsa que solo lo beneficia a él.

Mónica contempla una foto de Elena y culpa a Virgilio por la muerte y miseria de su hija. La mujer enfurece cuando Leopoldina le cuenta que Martín sabe del regreso de su nieta pues la ha ido a buscar. La abuela pide a Paola que regrese al extranjero pero esta se niega y pregunta a la mujer porqué si la quiso recuperar al quedar huérfana la ha querido mantener lejos. Mónica confiesa tener miedo a que su nieta cometa el mismo error que su madre y elija hacer su vida al lado del hombre equivocado.

Santos se topa con Martín y Cristian, el amigo de éste, quienes le informan de los planes de Martín para jugar en el extranjero. Santos se alegra por el muchacho y le revela que sigue buscando talentos y entrena a la segunda división de una universidad. Son sorprendidos por Constanza, quien es el desagrado de Cristián. Éste habla con Vanessa, a quien pretende, y le pide que le diga si en verdad Constanza es sincera con su amigo. Vanessa calla.

Isabel pide a Rafael que rehaga su vida cuando ella muera, ante la presencia de Fernanda, quien se le insinúa al hombre y le confiesa que siempre lo ha amado en silencio. Él le pide que calle, pero ella lo besa, le asegura que ha permanecido al lado de su hermana solo por él. Ante el rechazo del hombre, Fernanda acude a Isabel para confesarle cuanto desea que muera y así le devuelva todo lo que alguna vez le arrebató.

Emiliano conoce a Paola y se siente atraido a ella. Se acerca a ella para empezar a conocerla, despertando los celos de Dafne, la cuál dice a su amiga que ese cico le pertenece aunque sea novia de Herson, quien a su vez intenta seducir a Renata pero ésta lo rechaza.

Mónica cree que debe apresurar sus planes pues tarde o temprano su nieta sabrá de Martín, el cuál acude a una sesión de fotos para una nueva publicidad. Se alarma cuando Eloy l ellama para decirle que Alan ha sufrido un accidente. Acude al hospital, donde el muchacho se debate entre la vida y la muerte. Martín y Leticia discuten. El le pide que supere el pasado y deje de culparlo por atarla a un hombre que es ovio que no ama.

Bruno pide la mano de Paola ante presencia de Renata y Mónica, quien concede que su nieta se case con el muchacho. Al estar a solas Paola pide a Bruno que no la presione pues apenas se han conocido y ella no cree estar enamorada de él. Mucho menos cuando al pasear en su auto ve la publicidad en la que aparece Martín y pregunta a sus amigas si lo conocen. Dafne le dice que Martín es un jugador profesional de fútbol, comprometido con la famosa modelo Constanza Cavazos. Cuando accidentalmente, en la misma universidad, Paola y Martín se encuentran, esta llora. Él le pide que hablen y le asegura haberla buscado durante mucho tiempo y seguir amándola. La besa, le asegura que terminará con Constanza con tal de volver con ella. Debido a esto el muchacho cancela su incursión en un equipo europeo y pelea con su irector técnico. Martín pide a Santos que lo ayude y éste le hace ver que si desperdicia la oportunidad de jugar en el extranjero después se arrepentirá pero el muchacho cree que lo más importante es Paola.

Nuevamente Emiliano y Herson se enfrentan en un partido de fútbol. El equipo de Emiliano sale victorioso, causando furia a Herson, el cual se desquita con Dafne, a la que Renata aconseja que se aleje del muchacho. Dafne asegura amarlo y llora. Después en casa revela a su padre y hermana que Bruno ha pedido en matrimonio a Paola. Sofía acude a Mónica y le asegura estar embarazada de Bruno. Mónica no cree en sus artimañas y le promete que si intenta hacerle daño a su nieta, ella no escatimará en mover todas sis influencias para destrirla no solo a ella, si no también al ladrón de su padre. La manda echar con Leopoldina.

Martín termina con Constanza y se sincera: ha encontrado al amor de su vida y regresará con ella. Constanza no hace más que ofenderlo y confesarle que ella estaba con él solo por diversión, jurando que lo hará arrepentirse. La mujer se desahoga con Vanessa, quien intetna convencerla de que deje de pensar en lo que puede obtner de los demás y se dedique a su carrera y encontrar un hombre que valga la pena.

Dafne no desea entregarse a Herson pero éste, violento, la obliga para despreciarla después de hacerle el amor, asegurando que está seca y no lo apasiona. Dafne llora amargamente e intenta desahogarse con Sofía pero ésta la culpa de no saber manejar a los hombres.

Isabel muere causando un gran dolor a Rafael y Renata, quienes reciben condolencias de todos sus amigos. En ese funeral Alejandra se encuentra frente a frente con Santos, quien le recuerda que hace años tuvieron relaciones. Alejandra pide al hombre que calle y son escuchados por Octavio, quien en casa enfrenta a la mujer y le exige que le diga si es verdad lo que escuchó. Ella le dice que sí y pide perdón por ocultárselo, aformando que todo sucedió meses antes de conocerlo a él. Mientras, Santos sospecha que Emiliano podría ser su hijo y comienza a acercarse cada vez más al muchacho.

Martín y Paola reanudan su romance. Se besan y cuentan sus triunfos mientras estuvieron alejados. Dafne cuenta sobre esto a Sofía, quien alerta de esto a Bruno, burlándose. Bruno exige a Paola que le diga si es verdad que lo engaña con el futbolista y ella le dice que no se trata de un engaño pues ella ama a Martín y no a él. Bruno cuenta a Alejandra lo que sucede y ésta le hace ver que si en realidad esa muchacha entonces luche por ella sin trampas.

Matías intenta conquistar a Dafne, de la cual está enamorado. Ella lo rechaza una y otra vez pues lo considera poca cosa comparándolo con Emiliano y Herson.

Las discusiones entre Leticia y Eloy cada vez son mayores por lo que el hombre decide abandonar su casa. Habla con Martín y le explica no poder más con su madre, la cuál en el fondo nunca lo ha amado. El muchacho apoya a su madre y esto hace que la mujer le reclame. Alan estalla y se revela contra la mujer, confesando estar cansado de ella y de que les haga la vida imposible a todos. Leticia llora y no se explica como todos pueden estar en su contra.

Mónica prohíbe rotundamente a Paola que se enrede con Martin pero la chica está decidida a defender su amor. Leopoldina envenena a la abuela y le hace saber que, si ella se lo propusiera, podría deshacerse de ese muchacho definitivamente, pues el ama de llaves conoce de un remedio efectivo. Mónica asegura estar decidida a todo.

Santos exige a Aljandra que le diga si Emiliano es su hijo. Al verse acorralada ella lo acepta y lo culpa de haberla abandonado cuando le confesó que sería madre. Él le jura que la buscó, que nunca la abandonó pero demasiadas cosas le impidieron estar con ella. La mujer no le cree y le suplica que no diga nada a su hijo pero Santos desea recuperarlo, sobre todo porque es su entrenador.

Constanza se presenta ante Paola para burlarse de ella por ser tan poca cosa comparada con la modelo. Paola no desea escucharla. Huye de su presencia, pero Constanza la acosa y le asegura que jamás será feliz con Martín, quien nunca dejará de ser un naco de barrio.

MARZO 2014. Dámaso enreda a Octavio en negocios sucios que lo envían a la cárcel, causando dolor a la familia de éste. Alejandra suplica a Dámaso que ayude a Octavio, sorprendiéndose cuando éste le asegura que el unico pago que aceptaría por ayudar a su amigo es ella.

Mónica invita a Martín a cenar a su casa y allí, falsa, le asegura quererlo conocer para saber si en verdad le conviene a su nieta. Aparece Bruno, invitado especial de la mujer, caisando incomodidad al futbolista, quien no se separa de Paola un solo momento. Leopoldina prepara en la cocina una bebida con veneno que intentan dar a tomar al futbolista pero este, por accidente tira la taza y no toma nada, mientra que Bruno cuenta a Mónica del problema por el que atraviesa su padre, el cuál tendrá que pagar mucho dinero para salir libre. La mujer decide hacer un prestamo a los Balcázar y por ello Octavio sale de prisión, actuando legalmente contra Dámaso, quien abandona el país sin importarles sus hijas.

Cristian y Vanessa deciden casarse sorpresivamente. Constanza se burla de ellos y Vanessa decide terminar su amistad con la mujer, a la que asegura que si no cambia terminará por quedarse completamente sola.

Mónica se las ingenia para enviar a una prostitua al departamento de Martín, logrando que ésta lo emborrache y lo desnude, acostándose con él para que Paola los descubra. Y así sucede, por lo que Paola sufre y se desahoga con sus amigas. En la universidad, tras enterarse de lo que pasó, Emiliano se acerca a ella y pasan tiempo juntos. Paola decide terminar su relación con Martín y a la vez se niega a volver con Bruno. Mónica decide dejar las cosas como están pues considera que Emiliano también es un buen partido pero Bruno no acepta que su hermano le arrebate a la mujer con la que se ha encaprichado y discuten por ella, terminando casi a golpes. Alejandra interviene y recuerda a Bruno que él es mayor para Paola pero éste jura que no quitará el dedo del renglón, mientras que Martín intenta explicar a la muchacha que la ama y que le tendieron una trampa. En un arranque para alejarlo, ella besa a Emiliano y asegura que ese es su nuevo novio, destruyendo el corazón de Renata, la cual ama en secreto al joven futbolista.

Leticia busca a Eloy y le pide que se reconcilien, pidiendole perdón por las ofensas y los malos tratos. El hombre considera que lo mejor es que se divorcien y ella sea libre y no se sienta atada a él, pues después de veintisiete años al fin podrá realizarce. Alan apoya a su papá y pide a su madre que no los busque más por lo que Patricia se siente arruinada y busca a Martín para pedirle perdón.

Constanza y Bruno se conocen y deciden unirse para que Paola y Martín nunca vuelvan a estar juntos.

Renata cuenta a Dafne que ella ama a Emiliano, así como le revela los constantes acosos de Herson, con quien Dafne ha terminado. Ambas son descubiertas por el perverso muchacho, el cual pide hablar a solas con Renata, a la que asegura estar perdidamente enamorado de ella. Renata lo rechaza y después Dafne le asegura que fue lo mejor que pudo hacer pues Herson es mezquino y ruín. Renata aconseja a su amiga que haga caso a Matías, el cual está loco por ella.

Fernanda no deja de acosar a Rafael, quien en un momento de debilidad se deja seducir y termina en la cama con ella. La mujer le asegura amarlo y estar dispuesta a ser su nueva esposa, tal como lo hubiera querido Isabel. Desde ese momento comienzan una relación que ocultan a Renata.

Martín no acepta que Paola lo rechace y busca a la mujer con la que se acostó. Esta le dice que le pagaron por seducirlo. El futbolista entonces intenta explicarle a Paola lo que en realidad sucedió pero ella no quiero verlo más. Martín termina accidentandose en su auto y al reaccionar le informan que no podrá mover una de sus piernas durante mucho tiempo, y, quizás, nunca más podrá volver a jugar. Sufre irremediablemente y se apoya en su familia. Es Leticia quien acude a buscar a Paola para enterarla de lo que sucedió y se enfrenta a Mónica, la cuál le dice que su hijo no es más que un vulgar futbolista que al final terminará siendo un carnicero al igual que su padre.

Alejandra y Santos discuten sobre la paternidad de éste. Octavio los descubre y exige a su mujer que le diga la verdad. Con llanto Alejandra confiesa a su marido que Emiliano es hijo del entrenador. Octavio decide que se divorciará y se lo anuncia a sus hijos. Estos no entienden lo que sucede hasta que Alejandra les dice la verdad. Perturbado, Emiliano busca a Santos y le pide que le diga que todo es mentira pero el entrenador confiesa ser él su verdadero padre. Emiliano lo rechaza en ese momento y abandona el equipo de futbol.

Paola finalmente se entera del accidente de Martín y acude a él. Martín se desahoga con ella lamentando que quizás nunca más volverá a caminar. Le pide que no lo deje solo y ella le promete que no lo hará. Al mismo tiempo la busca Emiliano, quien le pide que se vean. Paola deja a Martín para acudir al lado del que ahora es su novio, causándole un gran dolor. Más tarde llega Santos y le confiesa al muchacho que él es el padre de Emiliano, así como que el director técnico de su equipo lo dará de baja pues con la lesión que tiene en la pierna no podrá volver a jugar profesionalmente.

Mónica y Leopoldina recuerdan con nostalgia el pasado y la abuela se siente feliz de que al fin su nieta se haya olvidado del futbolista para poner los ojos en un buen partido como Emiliano, el cual pertenece a una de las mejores familias. Aparece Bruno, el cual exige a la abuela que lo ayude a reconquistar a su nieta. Cuando Mónica le dice que no lo hará y que permitirá que su nieta ande con Emiliano, Bruno le revela que el muchacho no es su hermano, ni hijo de su padre, si no un bastardo que Alejandra tuvo con Santos, el entrenador de la universidad. Mónica no puede creer lo que escucha. Entera a su nieta de lo que ahora sabe y ésta exige a la mujer que deje de buscarle un buen partido. Le pregunta si lo mismo hizo con su madre y por eso esta siempre vivió llena de carencias, aunque enamorada por completo de su esposo. Mónica insulta Virgilio y entonces Paola le deja claro que si la sigue presionando hará lo mismo que ahora sabe que hizo su madre: Irse de la casa y esconderse de Mónica para no estar al alcance de su imposición. Leopoldina aconseja a Mónica que castigue a su nieta y la mujer, reflexica, no lo hace y confiesa que quizás en el fondo su nieta tiene razón y debe dejar que ella elija su camino y simplemente apoyarla asin importar sus aciertos o equivocaciones.

Eloy y Leticia se reconcilian y dan la noticia a Martín, quien regresa a casa de sus padres y es atendido por su madre, quien le asegura que a veces las desgracias los hacen reaccionar y lo mismo le sucederá a Paola para que entienda que lo ama y que todo el malentendido se debió a una trampa de Mónica.

Herson hace malos comentarios sobre Emiliano y asegura sentirse orgulloso de que el muchacho haya renunciado al equipo de futbol, en el que él ha entrado para ser el nuevo capitán. Habla tan mal de su enemigo que Matías intercede y le suelta un fuerte golpe.

Octavio y Alejandra se separan. Ella decide mudarse a un departamento y Emiliano se marcha con ella, a pesar que octavio y Bruno le piden que se quede pues lo consideran familia. El muchacho considera que lo mejor es estar al lado de su madre, la cuál no se cansa de pedirle perdón y explicarle que jamás imaginó que se enteraría.

Cristian habla con Martín y lo alienta para que no se rinda y luche por volver a las canchas pero el futbolista ha entrado en una terrible depresión y no desea saber nada del mundo.

Pasa el tiempo y mientras el equipo de la universidad vive una época de triunfos, desde las gradas Emiliano los vive como expectador, negándose a volver y a tener cualquier relación con Santos a pesar que Paola le aconseja que lo mejor que puede hacer es ace´tarlo y escucharlo. Por fin lo hace y Santos le pide que si no lo puede ver como padre al menos lo deje seguir siendo su amigo. Le pide que regrese al equipo pues tiene gran futuro como futbolista. Paola anima a su novio para que lo haga y éste acepta, regresando a su equipo y cuasando desagrado a Herson, quien exige a antos que elija entre Emiliano y él. Santos le dice al muchacho que Emiliano es su hijo, por lo que le recomienda no ponerlo entre la espada y la pared porque sabe cuál será su decisión.

Constanza se acerca de nueva cuenta a Martín, al que pide perdón y le suplica que reanuden su relación. Leticia los escucha y después pide a su hijo que no regrese con esa mujer, la cuál solo desea sacar provecho de él. Lo alienta para que se recupere y busque a Paola, la cuál seguramente lo ama también. No se equivoca, pues Paola no deja de pensar en su amado y, al verla tan triste, Mónica le aconseja que escuche a su corazón y haga lo que éste le dicte. Paola entonces acude a buscar a Martín. Lo abraza, lo besa, y le dice que no ha podido dejar de amarlo. Al verlo tan decaído le pide que luche y lo anima para que se ponga de pie, obligándolo a salir de casa y en compañía de Alan llevarlo a un parque, dond ehablan del pasado y de los planes de ambos a futuro. Martín revela que él quizás ya nunca podrá ofrecerle lo que se merece pero a Paola eso no le importa y le hace ver que si volver a jugar profesionalmente se vuelve una imposibilidad entonces puede ser entrenador, mostrar a otros sus capacidades, pero el chico no se conforma y siente que le han cortado las alas. Paola se siente responsable por ello y se desahoga con Renata, quien a su vez tiene conflictos con su tía Fernanda por las imposiciones de ésta, creyéndose la señora de su casa y la dueña absoluta de su padre, al que poco a poco ha envenenado en contra de su propia hija.

Segura de que nada tiene que hacer con su familia ni pensando en el amor de Bruno, Sofía decide marcharse al extranjero mientras que, al ser detenido por fraude y enviado a prisión por una década, Dámaso pierde todo y envía a Dafne a vivir con su tía Nuria, una mujer alegre y optimista que aconseja a su sobrina para que encuentre el amor verdadero y que, cuando conoce a Matías, simpatiza con él y le promete hacer que la muchacha lo ame. Matías cree que tener un cupido le ayudará a que Dafne descubra que en verdad la ama.

Octavio no sabe vivir sin Alejandra. Bruno, quien se ha vuelto amante de Constanza, le pide a su padre que busque a su esposa y la escuche, pues a pesar de que le ocultó que no fuera padre de su hijo siempre le ha sido fiel y leal. Octavio busca a Alejandra y escucha su versión de lo que sucedió. Le asegura que la sigue amando y que jamás dejará de querer a Emiliano como su hijo. Los dos deciden volver y se lo hacen saber al muchacho, a quien Bruno pide que no guarde rencores ni se sienta diferente pues siempre serán hermanos. Se dan un abrazo y la familia de nueva cuenta se vuelve a unir.

Constanza cuenta a Vanessa creer que se ha enamorado de Bruno, al cuál se unió para impedir que Martín y Paola se amen pero en el cuál ha descubierto a un hombre maravilloso que la ha hecho olvidarse de su ambición. Vanessa se siente feliz por su amiga y le aconseja que sea sincera con el muchacho y le hable de ese amor. Constanza entonces revela a bruno que lo ama. Lo besa y él le corresponde, asegurando que Paola se volvió un capricho pero la pasión que Constanza le produce es mucho más grande.

Renata descubre que Fernanda y Rafael son amantes. Reclama a su padre el no respetar la memoria de Isabel y acusa a su tía de ser una trepadora y mujerzuela. Fernanda abofetea a su sobrina y es correspondida por lo que Rafael exige a su hija que, si no le gusta que él y Fernanda se amen entonces se marche de su casa. Renata lo hace y acude a Paola, a la que al igual que a Mónica, cuenta lo que sucede. Las mujeres le piden que se quede a vivir con ellas mientras que Mónica no puede creer lo que sucede. Habla con Rafael y le cuenta cuantos años sufrió la ausencia de su hija y lo triste que fue saber de ella cuando murió. Le aconseja que no cometa el mismo error pues el amor de una hija no puede ser menor que el de una mujer que solo se ha aprovechado de su situación para enredarlo. La mujer se enfrenta a Fernanda, quien la acusa de metiche y asegura que Rafael la prefiere a ella por encima de su hija. Mónica pone en su lugar a la mujer y le asegura que, mientras está con ella, Rafael solo puede pensar en su esposa muerta, una mujer pulcra y decente a diferencia de su hermana, la cuál no es más que una Oportunista y mujerzuela.

Emiliano cuenta feliz a Paola sobre su regreso con su familia y al equipo de futbol. Ella se alegra de que se encuentre bien y le hace saber que ha decidido que terminen pues no lo ama y no desea engañarlo. Emiliano le suplica que no lo deje pero Paola ha tomado una decisión. Emiliano busca a Renata y le pide que lo ayude. Ella le asegura que el amor de Paola y Martín es tan grande que han superado todo pero hay alguien que ama a Emiliano verdaderamente y se encuentra demasiado cerca. Emiliano no entiende nada y entonces Renata le confiesa amarlo y lo besa sorpresivamente.

Nuria no deja de insistir a Dafne que Matías es el hombre de su vida. La muchacha decide darle una oportunidad al enamorado y descubre que es un chico maravilloso. Se besan y se hacen novios.

Eloy y Leticia se llevan mejor y ella lo ayuda en la salchichonería, la cuál se vuelve un éxito en la colonia por lo que deciden abrir una nueva sucursal que Martín decide atender, a la par que es buscado por santos para ofrecerle entrenar a jovenes promesas. Martín lo piensa pero tanto Paola como su familia lo convencen.

Bruno pide matrimonio a Constanza y la mujer de inmediato acepta. Él le asegura que no tiene nada pero al trabajar con su padre se ha hecho de algunos ahorros por lo que empezarán de cero. A ella no le importa y decide compartir su vida con él.

Cristian es contratado para jugar en el extranjero. Vanessa decide marcharse con él y acuden a Martín para darle la noticia. Hacen una fiesta para celebrar.

Alejandra y Santos hacen las pases por el bien de Emiliano, quien pide al hombre que se sigan tratando como antes pero no lo obligue a verlo como padre pues su padre es Octavio, a quien presenta a Renata como su novia. Renata es bien acogida por los Balcázar y al poco tiempo es buscada por Rafael, quien le pide perdón y le suplica que vuelva a su lado. La muchacha vuelve a casa y ante las calumnias y ofensas de Fernanda hacia la muchacha, Rafael le pide a la mujer que se marche pues finalmente nada tiene que hacer con ellos ya que su hermana está muerta y él no tiene porqué cargar con ella. Le entrega un cheque para que se ayude un par de meses mientras consigue trabajo. Fernanda les jura que se arrpentirán y al estar sola en un motel llora pues no tiene nada ni a nadie. Pide ayuda a su amiga Alejandra, quien le tiende la mano pero al descubrir que fernanda coquetea con Octavio decide retirarle su ayuda y le pide que no la vuelva a buscar.

Mónica visita a los Coronado como madrina de su nueva salchichonería. Pide perdón a Martín por haberlo rechazado injustamente y ofrece su amistad a Leticia y Eloy, quien no escatima en atenciones hacia la abuela, la cuál confiesa a Leopoldina haber sentido ganas de vomitar entre tanta chusma mas estar dispuesta a todo con tal de no alejar a Paola de su lado.

Herson causa problemas dentro del equipo de futbol por lo que Santos decide prescindir de él durante una temporada. Esto hace que el rebelde muchacho recapacite y pida perdón a todos sus compañeros, principalmente a Emiliano.

Tempo después Paola se gradúa y a su fista de graduación asisten todos sus conocidos. Dafne se alegra por la presencia de Sofía, quien asegura a Bruno haber dejado todo atrás y estar dispuesta a ser solo su amiga. Todos los amigos disfrutan de su fiesta y a Emiliano y Herson les dan la sorpresa de que serán contratados en la primera división.

Cristian hace una visita al país y habla con Martín, al que asegura que en Europa siguen interesados en él a pesar de la lesión en una de sus piernas. El muchacho, seguro de que su primordialidad son su familia y su novia, vuelve a rechazar la oferta. Después recibe la visita de Santos, quien le dice que dirigirá un equipo de la primera división y lo quiere dentro de él. Feliz, Martín agradece a su entrenador y amigo por la gran oportunidad y nunca dejar de confiar en él como furbolista.

Mónica asegura a Paola sentir una gran pena por saber que la vida de su hija Elena etuvo llena de carencias y sinsabores debido a su intransigencia. Jura que la historia no se repetirá y promete que, aunque le cuesta en el fondo de su alma, intentará ser amiga de Martín si es que su nieta ha decidido que ese es el hombre de su vida. La abuela les da a ambos su bendición y los abraza.

Martín se encuentra con Emiliano y Herson en su nuevo equipo. Se vuelve en un exitoso goleador e iídolo del fútbol debido a su gran capacidad. En su regreso a la cancha, le dice a Paola que su primer gol está dedicado a ella. Y así lo hace, goleando al equipo adversario para celebrar con sus compañeros dentro de la cancha al terminar el partido. Paola y Renata acuden cada una con sus novios para besarlos y felicitarlos. Martín jura a Paola que la hará la mujer más feliz y que por ella meterá cada gol. Ella le afirma ser dichosa a su lado y no necesitar de tantos goles cuando el principal fue con el que la enamoró: Un gol al corazón.




FIN



NOVELAS CIBERNÉTICAS MMXV
Los derechos de "Gol al Corazón" son propiedad de su autor
por lo que queda prohibido el uso de su contenido
así como su copia parcial y/o total para fines de lucro.
© Omar Tarsis Berzeg 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario